Los 10 aspectos más importantes de las cocinas ecológicas y sostenibles

Los 10 aspectos más importantes de las cocinas ecológicas y sostenibles

Tal y como te contamos en nuestro post sobre tendencias en cocinas 2021, una de las tendencias más relevantes sería las cocinas ecológicas y sostenibles.

En este post te mostraremos los aspectos más importantes a tener en cuenta para hacer de nuestra cocina una cocina ecológica y sostenible.

Desde COECO queremos promover el consumo responsable y ecológico de los recursos que tenemos a nuestra disposición. De nosotros depende que el futuro de nuestro entorno sea, al menos, tan habitable como lo es ahora.

Por ello, el objetivo de una cocina ecológica y sostenible sería conseguir que todos los elementos de nuestras cocinas tuvieran el menor impacto posible en el medio ambiente durante todo su ciclo de vida. Por ejemplo, desde la fase de desarrollo de los productos se debe prestar atención al ahorro de material y la reducción del gasto energético en la producción, transporte y montaje en nuestras casas.

El alcance de las cocinas ecológicas y sostenibles comienza desde la recogida de las materias primas, fabricación de los productos, vida útil, desmantelación y reciclaje de muebles, electrodomésticos, encimeras, etc…

Todo esto se traduce en una serie acciones y medidas encaminadas a ofrecer un producto cada vez más respetuoso con el medio ambiente. A continuación, te enseñaremos los 10 puntos más relevantes que hay que tener en cuenta para la creación de una cocina ecológica y sostenible:

Antes de nada, te dejamos aquí parte de nuestros últimos proyectos de cocinas en Madrid y otros enlaces de interés:

 

1. Emisiones nocivas

 

Por un aire más limpio

Últimamente se habla mucho sobre las emisiones nocivas de los compuestos presentes en los materiales con los que se fabrican los muebles de las cocinas, especialmente de los formaldehídos, clasificados como potencialmente cancerígenos.

Pero, ¿qué es el formaldehído? Es una sustancia orgánica que vive en el aire y que se usa en la fabricación de muchos elementos de nuestros hogares como la ropa, productos cosméticos e higiene personal, muebles, suelos, paredes, etc…

Por desgracia nos vemos obligados a convivir con estas sustancias día a día. Lo que sí está a nuestro alcance es mantener muy bajos los niveles de formaldehídos en nuestras casas para hacer de nuestro hogar un espacio más ecológico y sostenible.

En las cocinas, los formaldehidos están especialmente presentes en los tableros de partículas (desde el aglomerado hasta el DM, pasando por los contrachapados o los tableros OSB) y también en barnices, pinturas y esmaltes.

Por todo esto, en las cocinas ecológicas y sostenibles sería muy importante la elección de materiales con niveles muy bajos de formaldehídos, tal y como iremos mostrándote a continuación.

 

2. Madera protegida

 

Bosques sostenibles

La madera es, posiblemente, la materia prima más utilizada en el mundo para todo tipo de productos. En nuestra mano está usarla de forma razonable y sostenible. 

Desde los años 90, organizaciones ecológicas como el Consejo de Administración Forestal (FSC) y el Programa para el Reconocimiento para la Certificación Forestal (PEFC) controlan y garantizan que las maderas con su sello, no provienen de bosques sobreexplotados y que, además, son replantados para minimizar el impacto ambiental.

De aquí viene la necesidad de utilizar siempre maderas con los certificados FSC/PEFC que aseguren una adecuada gestión de los recursos forestales y eviten la tala incontrolada de nuestros bosques. Una opción imprescindible para nuestra futura cocina ecológica y sostenible.

 

Cocinas ecológicas y sostenibles - Madera protegida

 

En busca de las maderas más adecuadas para nuestra cocina ecológica y sostenible, nos gustaría mencionar la madera de bambú. El bambú presenta muy buenas prestaciones de resistencia, durabilidad, estética y rapidez de crecimiento en un entorno silvestre. 

Aunque es cierto que este material está en auge actualmente, su uso aún no está muy generalizado por parte de muchos fabricantes.

 

3. Materiales alternativos

 

Pienso, luego reciclo

Una de las mejores formas de respetar el medio ambiente consiste en usar materiales alternativos y reciclados en nuestra cocina ecológica y sostenible.

Materiales como el vidrio y el aluminio son dos de los componentes más fáciles de reciclar. Pueden reciclarse una y otra vez sin perder calidad y con un coste energético muy reducido. Estéticamente aportan un toque más vanguardista a las cocinas frente a las más tradicionales hechas con madera.

También nos gustaría destacar otros materiales que se están empezando a usar en muchas cocinas ecológicas y sostenibles como pueden ser los frontales de tela (algodón orgánico), de fibras naturales como el sisal, el ratán e incluso ya hay diseños que incorporan papel y cartón reciclado.

 

4. Limpieza ecológica de la cocina

 

Los trucos de la abuela

A diferencia de otras superficies, los frontales de cocina y encimeras requieren una limpieza frecuente. En función del uso de tu cocina ecológica y sostenible, la limpieza será diaria, semanal, etc…

Los productos convencionales ayudan a eliminar las bacterias y los gérmenes de los residuos de la comida. Sin embargo, existen algunas alternativas naturales que nuestras abuelas ya conocían muy bien.

El vinagre, el limón, el bicarbonato sódico y la sal son sustancias naturales que no contaminan y ayudan a eliminar la suciedad y los malos olores en la cocina. Por ejemplo, el vinagre diluido en agua tibia es perfecto para limpiar encimeras, fregaderos y vitrocerámicas. El bicarbonato sódico te ayudará a limpiar el horno y el limón puede utilizarse para eliminar olores y dar brillo a tu cocina ecológica y sostenible.

 

5. Barnices ecológicos

 

Más agua y menos químicos

Incluso en las cocinas ecológicas y sostenibles los tratamientos que reciben los muebles y encimeras pueden ser también nocivos para el medio ambiente. Por ello es preferible utilizar barnices al agua, ya que están libres de sustancias alérgicas y componentes derivados del petróleo.

La resistencia necesaria para soportar, por ejemplo, los arañazos y el desgaste en la cocina, se consigue normalmente mediante el uso de lacas y barnices que contienen disolventes y químicos sintéticos.

Sin embargo, cada vez son más los productos al agua perfectos para ser usados en muebles y encimeras. Una de las ventajas medioambientales de las lacas y barnices al agua es que sustituyen los productos químicos sintéticos por productos ecológicos y naturales de origen vegetal o mineral, resinas, aceites y ceras.

Estos productos ecológicos no desprenden gases tóxicos, evitan problemas de alergia a los consumidores, respetan el medio ambiente, desde su producción hasta su embalaje, son transpirables y las superficies tratadas no se cargan con electricidad estática.

 

cocinas ecológicas y sostenibles - barnices ecológicos

 

6. Iluminación Led

 

Eficacia, duración y calidad

El área de trabajo dentro de una cocina ecológica y sostenible debe estar siempre muy bien iluminada. Tan importante es evitar accidentes y cortes innecesarios como el cansancio en los ojos.

Obviamente la mejor iluminación que puede haber en una cocina ecológica y sostenible sería la luz natural. El Sol es la mayor fuente de energía que tenemos pero, normalmente, necesitamos apoyar con más iluminación en nuestra cocina.

Desde hace varios años la mayoría de hogares están sustituyendo las lámparas convencionales por iluminación LED. Mayor eficiencia, duración y calidad de luz respaldan este cambio en las cocinas ecológicas y sostenibles.

Ya sea para iluminar bien el área de trabajo o como decoración en muebles y estanterías, las luces LED son la mejor opción para el medio ambiente y para nuestros bolsillos, ya que a la larga la factura de la luz irá bajando considerablemente.

Si quieres saber más sobre iluminación para tu cocina ecológica y sostenible, te recomiendo leer este post donde hablamos de ¿Qué iluminación es la adecuada para tu cocina?

 

7. Electrodomésticos A+++

 

Consumo sostenible

Desde el año 2014 la Unión Europea obliga a los fabricantes de electrodomésticos a clasificar sus productos en función de la cantidad de energía eléctrica que consumen. 

Esta clasificación va desde el grado A (menor consumo) al grado D (mayor consumo). Todos los electrodomésticos de nuestras cocinas tienen una pegatina indicando en qué rango de consumo se han fabricado.

Dentro del grado A de consumo, podemos encontrar 4 rangos distintos de consumo: A, A+, A++ y A+++. El grado A+++ es la máxima certificación europea para un producto que nos asegura el menor consumo de energía posible. Obviamente, este es el rango de consumo más recomendado para nuestra cocina ecológica y sostenible y para el medio ambiente, ya que así estamos haciendo un uso responsable, ecológico y sostenible de la energía eléctrica.

Por ejemplo, a la hora de comprar un frigorífico A+++ frente a uno A+, podríamos ver nuestra factura de energía eléctrica disminuida alrededor de 100 kWh por año, con lo que el ahorro es considerable (alrededor de un 30%). 

Y eso es sólo con el frigorífico. Estudios recientes han demostrado que una cocina equipada totalmente con electrodomésticos de certificado A+++ puede bajar un 60% el consumo de energía eléctrica frente a otras cocinas más convencionales.

 

cocinas ecológicas y sostenibles - Consumo sostenible

 

8. Gestión del agua

 

Be water, my friend

Regular el consumo de agua en la cocina y no malgastarla está también a nuestro alcance. Especialmente en España, el agua es un bien muy preciado que hay que administrar lo mejor posible en nuestras cocinas ecológicas y sostenibles.

En el mercado hay numerosos tipos de grifos que gradúan el caudal del agua de forma sostenible. Esto hará que utilicemos solamente la cantidad de agua que realmente necesitemos, ya que aproximadamente el 90% de las veces que usamos un grifo no necesitamos el caudal máximo.

También hay otro tipo de piezas como los aireadores, que se colocan en los grifos y ayudan a controlar el consumo de agua. En algunos modelos puedes elegir la mezcla de agua y aire e incluso limitar la cantidad de agua.

Además de estos elementos, podemos ayudar en el consumo ecológico y sostenible de agua con algunos gestos muy sencillos. 

Por ejemplo, los usos breves del grifo en posición del agua caliente, hacen circular dicha agua caliente sin que llegue a salir por el grifo. Esto se traduce en un encendido innecesario del calentador y en que toda esa agua que se ha calentado se irá enfriando en las tuberías.

 

Cocinas ecológicas y sostenibles - Energías renovables

 

9. Energía verde

Cuando brille el sol…

Mucho se está hablando últimamente sobre las placas solares o paneles fotovoltaicos. Actualmente estamos viviendo una revolución energética solar desde que en 2018 se eliminó el llamado “Impuesto del Sol” y se aprobó la nueva ley de Autoconsumo Energético.

Gracias a esta ley ahora podemos instalar placas solares en nuestras casas para abastecer nuestros hogares de energía verde e incluso, si produces más electricidad de la que consumes, ahora tenemos la posibilidad de vender ese “sobrante” a las distribuidoras eléctricas.

Los usuarios que ya han instalado estas placas solares en el tejado de sus casas les encanta mirar como el contador de la luz no se mueve ni una pizca mientras funcionan los electrodomésticos de su casa.

Aunque también es cierto que el desembolso inicial para instalar las placas solares es aún muy elevado y que no todos los días el cielo luce brillante y despejado.

La instalación de placas solares en nuestros hogares es, sin lugar a duda, una de las mejores decisiones que podemos tomar. Ya no sólo para hacer de la cocina un espacio más ecológico y sostenible sino para aprovechar una fuente de energía “gratuita e inagotable” y así reducir el impacto en el medio ambiente que generan nuestras necesidades energéticas.

 

10. Lo barato sale caro

Una vida útil de calidad

¿Cuántas veces no nos ha pasado que, por ahorrarnos unos cuantos euros, hemos acabado gastando mucho más de lo esperado?

Pues bien, ahora pensemos en que a nosotros nos supone un gasto inútil de dinero pero también supone un gasto de recursos y materiales en la fabricación de cada producto. Está en nuestra mano utilizar esos recursos y materiales de forma razonable, ecológica y sostenible.

Antes hablábamos sobre los electrodomésticos A+++ sin mencionar que, efectivamente, son los más caros del mercado. Sin embargo, también son los electrodomésticos que mejores prestaciones ofrecen y, además, su duración y eficacia están en proporción a su precio.

Dentro de la medida de nuestras posibilidades, es conveniente apostar por fabricantes y productos de calidad alta, cuyas prestaciones te aseguran una vida útil de calidad. Y no sólo sería bueno para nuestra cocina ecológica y sostenible, sino también para el medio ambiente.

Hasta aquí este post sobre las cocinas ecológicas y sostenibles. Esperamos haberte ayudado si tienes la intención de dar el primer paso hacia un consumo responsable, ecológico y sostenible de los recursos naturales y a reducir el impacto de nuestra presencia en el entorno que habitamos.

No olvidemos que estamos de paso y que es nuestra responsabilidad dejar un buen lugar a los que vendrán después. Esta es la mejor forma de educar en conciencia ecológica y social.

 

¡Qué tengáis una buena semana!

Ver más temas: