Cocinas en L

Proyectos de cocina en forma de L

Las cocinas en L suelen ser estrechas y alargadas, o cuadradas de dimensiones reducidas. Las cocinas con forma de L siempre las recomendamos, ya que son siempre una estupenda elección para maximizar el espacio de trabajo y sin tener que renunciar a un concepto de cocina abierto.

 

En un diseño de en forma de L, hay que tener en cuenta algunos aspectos, para conseguir tener una cocina funcional y práctica.

 

En estos diseños de cocinas es fundamental el aprovechamiento del mueble de esquina, tanto alto como bajo. Muchos fabricantes dejan ese rincón inutilizado, lo cual reduce mucho la capacidad de almacenaje de la cocina y se queda un espacio muerto y es una pena.

 

En nuestro caso siempre te recomendamos aprovechar esos espacios con distintos tipos de accesorios que facilitan el almacenaje y el orden y fundamentalmente la accesibilidad a cualquier tipo de producto que se quiera guardar.  La zona más corta se suele utilizar para ubicar el frigorífico, columna horno microondas y algún otro tipo de columna si cabe.

 

Además, un diseño de cocina en L, si el espacio te lo permite, invita a colocar una isla para poder aumentar tus posibilidades de almacenaje o encimera.

 

También, dejas libre gran parte del suelo, lo cual permite gran libertad de movimientos y crea una sensación de amplitud que te puede resultar muy útil.

 

En esta sección de a continuación, te mostramos parte de nuestros proyectos de cocinas en L. Si quieres ver más detalles de alguna cocina, entra en cada proyecto y podrás ver más fotos y especificaciones o contacta con nosotros para saber más información.

 

También puedes volver al catálogo de cocinas y ver otros diseños diferentes como cocinas con península, cocinas con isla, o cocinas lineales.